HELADO DE FRAMBUESAS CON LECHE DE ALMENDRAS


 

¿A quien no le encanta el helado? Hemos pensado en elaborar una deliciosa y cremosa mezcla, compuesta de frambuesas previamente congeladas, leche de almendras (también podemos utilizar leche de coco) y aromáticas semillas de chía.

Trituramos las frambuesas y si lo deseamos, pasamos la mezcla por un colador para apartar las semillas. Añadimos la leche de almendra, el zumo de una lima y las semillas de chía y seguimos triturando. Disponemos la mezcla en moldes, introducimos un palito en cada uno de los moldes y congelamos durante 5- 6 horas. Más sencillo y saludable imposible, ¡SiN gluten, sin Azúcar, sin lácteos! A parte, podemos elaborar nuestros helados caseros con todos los tipos de frutas y especies que nos apetezca, según nuestras preferencias.

 

TRUCOS y CONSEJOS para la elaboración de los HELADOS CASEROS:

• Tener los ingredientes bien fríos antes de triturarlos o incluso, en el caso de las frutas, congelados. Cuanta menos diferencia de temperatura exista entre la mezcla y la temperatura del congelador, menos cristales de escarcha se formarán.

• Por ese mismo motivo, y si disponéis de heladera, no dudéis en transferir la mezcla a la misma, ya que el continuo movimiento y el enfriamiento progresivo hará que una vez colocada la mezcla en los moldes e introducidos en el congelador, no se forme escarcha y el resultado sea aún más cremoso.

¡BUEN PROVECHO!

Recetas